gallery/asop_sinslogan

CENTRO DE DESARROLLO INFANTIL (CDI) "SAN JOSE DE NAZARETH"

Política Pública

Objetivo

Universalidad

Orientar los procesos y actividades que se planteen en el marco de la promoción de la política pública de primera infancia, en el desarrollo de la estrategia de cero a siempre, a través del Centro de Desarrollo Infantil San José de Nazareth, por medio de acciones y estrategias que permitan la visibilización de los niños,  las niñas y  familias, en cuanto a sus derechos, diferencias desde su entorno familiar y poblacional, necesidades según el ámbito en que interactuamos, teniendo en cuenta la elaboración de éste a la comunidad educativa para aprovechar el compromiso y saber de quienes los acompañan que como sujetos de derechos, vinculados a saberes de cada uno de los agentes educativos  brindan la atención a los partícipes en modalidad del contexto institucional y teniendo en cuenta que éste documento se debe revisar periódicamente.

Se brinda a niños y niñas una formación integral; en cuanto tiene la oportunidad de relacionarse bien con los demás y con el mundo que los rodea, adquiriendo capacidades y habilidades para afrontar situaciones cotidianas. Contempla elementos desde la posibilidad de la atención a los niños, las niñas y las familias más vulnerables.

PRINCIPIOS DESDE LA POLÍTICA PÚBLICA DE PRIMERA INFANCIA

Equidad

Se orienta a niños y niñas pertinentemente, desde una atención diferenciada, acorde a sus capacidades, de modo que sean capaces de tejer relaciones con personas diferentes a ellos, y aprender significativamente a partir de dicha diferencia, comprendiendo las cosas que hacen valioso a cada ser.

Inclusión

Se acompaña a niños y niñas con el afecto, la atención y el cuidado necesarios para el pleno desarrollo de sus capacidades teniendo en cuenta las diferentes formas de aprender de cada uno logrando la integración de todos los lenguajes expresivos; logrando como resultado niños y niñas que construyen y reconocen sus capacidades y las de los demás.

Participación

Se hace partícipe a los niños y las niñas, al igual que a todas las personas implicadas en la atención de niños y niñas, teniendo en cuenta sus opiniones y necesidades; de igual forma se tiene en cuenta al niño en la toma de decisiones en las que se vea comprometido su bienestar; permitiéndole convertirse en miembro activo de su familia, su comunidad y del Centro Infantil.